martes, abril 06, 2010

Feliz como el salmon...

En el momento en que mire a los ojos no me atrevía. Tenia miedo. Mis manos estaban calientes, no había ese sudor por estar nervioso. Escuchamos un piano y una voz cálida. Apartados en un rincón, sobre un asiento de madera, admirábamos la musica.
Caminando, luchando contra el frío hablábamos. No podía acercarme por miedo. No queria que se notara mi nerviosismo... vaya estupidez.
Fueron bastantes kilómetros... y no, nunca entre a la Alfajeria. Ahora lo pido a gritos. Caminar y descubrir viejos lugares y sintiendo esa paz que me das desde que hablamos.
Tus ojos, brillantes por la presión de tus preocupaciones en el trabajo. Sigues luchando...
Y me tocaste la mano... si. Todo empezó a darme vueltas y me dije, tranquilizate.
Todo debe de pasar y mas las épocas malas. Por estas fechas, aunque me repita mucho estos días, estaría con ojeras de no dormir, en otro mundo y contando los minutos para que se hiciera de día ya.
Ahora es todo lo contrario. Has invadido mis pensamientos, recorres los recovecos de mi mente como una brisa y puedo tener tu mirada en cada segundo que pienso en ti.
No puedo dejar de sonreír, pensar que esta noche es cuando no te tengo entre mis brazos y escucharte hablar de tus cosas, de tus amigas, de tu familia.
No estoy triste, estoy contento. Nunca se me olvidaba el teléfono, creía haber perdido mi verdadero nombre y ver, ese manto de estrellas.
Escuchar el silencio, ese silencio "potosí" que experimentamos en el pueblo. Ese golpe en la frente contra el marco de la puerta, el decirme la Peque que me veía genial (no por el golpe jajaja), esa cena en tu casa con la manada, sentirte en donde me lo paso como un enano los domingo, comer con tu familia... ¿y aun me preguntan que me ocurre?
Dentro de unas horas te levantaras para empezar tu rutina. Ya me lo imagino. Como una niña pequeña corriendo para leer mis mensajes. Todo seguirá...

Un beso principesa... y si, cada día nos queda menos para vernos de nuevo Susana.

6 comentarios:

Susana dijo...

Joooo....
Me ganas por goleada, apañero. Tu entrada es, con diferencia, mucho mejor que la mía. Pero claro, en algún sitio tiene que notarse esa forma de escribir tan tuya, tan bonita, tan....

¿Nervioso? ¿TÚ? Noooo.... Quiero decir.... no eras el único, maño. Servidora lo estaba tanto, o más (te recuerdo que yo estaba rodeada de conocidos).

Somos también dos los que nos sentimos como el salmón, a gustito, con ganas de charrar, de pasear, de esas cenas conjuntas (me da igual en manada que en familia), y me alegro darte esa paz de la que hablas; en realidad no es tan difícil.

Y sí, lo primero que he hecho al levantarme ha sido encender el ordenador para que se fuese abriendo mientras me vestía. Y antes de sacar a la pequeña ya estoy aquí, leyéndote, y comentándote.

Un besote, mi niño. Nos vemos en breves.

Manchas de Tinta dijo...

Leo que te va muy pero que muy bien. Y me alegro. Saludos canario aunque ya eres medio godo.

Laura dijo...

jo eres una pasada, te queremos todas las compis del cole de novio, jeje.
Nos han encantado tus palabras.
Esperamos conocerte pronto.
¡Un abrazo!

Esme, Elena, Maite y Laura

carpediemdeando dijo...

Hola, Chabi!!

La primera entrada que leí de "Kokoro no tora" fue ésta en la que hablabas de ese sentimiento tan bonito y me dio "vergüencilla" escribirte pero que sepas que me gustó mucho lo que escribiste.

Un abrazo!!

Chabi dijo...

Saludos a todos/as (Especialmente para ti ;) )

Intentare siempre contestar a los comentarios. Antes lo hacia mucho pero creo que perdi esa buena costumbre.

@Manchas de Tinta... espero que muevas un poco el blog. A ver si nos unimos Quevedillo, Sr. Callau, tu y yo para un cafe mañanero. Un abrazo.

@Laura & CIA (jejeje) gracias de veras por el comentario. Me pusisteis rojo como un tomate cuando vi vuestro comentario.

@Carpe, a mi tambien me gusta mucho tu palabras. En cuanto tenga unos minutos añado el enlace a mi blog que seguro que gustara. Gracias y creo que hemos roto el hielo ;)

Susana dijo...

Jooooo.... Y a mí qué? A mí no me has contestado.... :-(

Jejeje... tampoco hace falta, mi niño. Me doy por contestada, ya lo sabes....

Un besete.