lunes, agosto 03, 2009

Defraudado

Estoy dentro de mi habitación. Miro fotos, algún vídeo y demás historias. He escuchado voces desde la lejanía e intente recordarles. Viejos rencores convertidos en mensajes o guardándome la distancia. No se que ha ocurrido pero puedo imaginar algunas cosas. Supongo que el tiempo les dirá lo equivocado que están.
Fui al cine. Mi primera vez en 3D jejeje
La verdad es que me gusto mucho la película. También me entretengo con cualquier cosita últimamente. Me gusta encontrarme con lo antiguo, lo añejo y admirarlo durante tiempo.
Digo esto ultimo porque me encontré muchos recuerdos mientras ordenaba mis cosas.
Es una lastima que siempre encuentre casualidades en mis pertenencias. Una vieja nota escrita en Interpeñas del año pasado. Después me quede frío. No podía creerlo. Estuve rayandome un buen rato como dicen por aquí. Nieves se dio cuenta enseguida y hablamos del tema. Me gustaría saber el porque, encontrar la lógica pero si prefieren tratarme así, ahí se quedaran. Les deseo lo mejor, de veras, me encantaría que fueran mas felices de lo que son. Me hubiera gustado darles las razones pero a veces se pierde en las batallas para poder sobrevivir.
Simplemente me han destrozado el alma. Note desprecio, como si apestara y me sentí fuera.
¿Que hago aquí? ¿Que razones tengo para seguir dominando mi rabia? ¿Acaso hago daño?
Es una pena que no me conozcan de verdad. Que les admiraba por su historia.
Una persona me dijo una vez. De detalles pequeños se sacan grandes técnicas. Cuanta razón tenias maestro. Esta frase no es solo por el Aikido. Supongo que ya no nos dará tiempo tomarnos una antes de que me vaya. En todo caso, si es por la tarde siempre puedes llamarme amigo mio.
Me lo pase bien en el cine aunque estuve un rato atornillandome la cabeza intentando que no se dieran cuenta las personas que si apostarían por mi.
En una conversación con Nieves me di cuenta de lo que necesitaba. Voy para 35 años y ahora que vuelvo a encontrarme me doy cuenta que no vale demostrarlo a la gente, salvo el que valga la pena. Es una vergüenza lo que vi, sentí y me hiciera caer en un bajón pero vi una sonrisa.
Si si, una dulce sonrisa. Estaba sentado. Me miraba sin darme cuenta y cuando lo hice no paraba de sonreír. No pude contenerme y le respondí. No paraba de mirarme y su carita cambiaba en cada golpe que daba en la silla. Su madre me miro y me dijo que le caía bien. Tenia unas manitas pequeñas. Sonriente y con coloretes en sus mofletes. Quería sonrisas. Quería cosas positivas y la gente sonreía también a mi alrededor. Se te dan los críos eh? dijo una chica.
No se si se me dan bien. Si me conocieran no se sorprenderían jamas.
Pronto estaré en Tenerife. Tengo muchos días allí y espero ver a todo el mundo. Quiero sacar fotos del primer tatami donde estuve, a Francis y Lorena con su hija, paisajes, familia sobretodo, amigos/as y mucho mas.
Iré posteando entradas de los días que estuve en Tenerife y así conoceréis mis vueltas en el 2009 jejeje

Un abrazo

3 comentarios:

Xordiga dijo...

Buen viaje, isleño!!!!!Espero que hablemos algún día, eh????Que te vamos aechar de menos estos días!!! Y cuando vuelvas em cuentas qué te pasó anteayer, ok????

Mil besicos!!!!

Manchas de Tinta dijo...

Pásalo bien en la isla.

Xordiga dijo...

No cambias, eh????
Y ese diario???? ya te vale, ya!!!!

El sabado playuca!!!!! dijo victor de llamarte pero hasta el sábado no vuelve, asi qeu igual te llamo yo algun ia antes, ok????si puedo, claro...

besusos