domingo, abril 12, 2009

10 años...

Llevo un rato mirando el techo de mi habitacion. La nueva guitarra esta colocada en su sitio y a Shei de momento la he guardado en su funda. Es tarde ya, a estas horas, hace 10 años pasaron muchas cosas y ahora mismo tengo fuerzas para luchar contra ese fantasma.
Ha sido una noche extraña. Xordiga y su novio me han regalado una guitarra. Tengo un nombre que ponerle, Duende. Lo hago por ti, para recordarte siempre que toque esta 6 cuerdas.
Mañana me habia propuesto varias cosas. Pasear, pensar, recapacitar y no haber pasado estos años pensando que he perdido el tiempo.
No se nada de mi amiga. Lo ultimo es que esta en Tarragona. Siento como si le hubiera fallado en algo pero tambien estoy sensible ante tanta presion con la fecha y su aniversario.
No se porque me centro en ese problema del 12 de Abril cuando me ha pasado mil cosas en la ambulancia.
Sigo pensando que es todo mas mental que rencor. Como pasa el tiempo.
No he tenido pesadillas. Malestar ni nada por el estilo. Todo lo contrario, no he podido dormir porque mi mente esta trabajando demasiado y me doy cuenta que es porque me he centrado mas en el problema del pasado que cuidarme o saber que camino tomar.
Ya no existe la armonia, el viaje a la India... ya no tengo esos sueños. No se si es que me he desilusionado pero eran sueños de hace 8 o 7 años aproximadamente.
¿Donde me quede? Ahora, que estoy fuerte no debo de bajar la guardia.
Me rodea la letra del fuego y del tigre que marcaron mi espalda. No busco solucion ni ser victima, busco a Chabi. Ese alegre chabal que intenta hacer sonreir a todo el mundo. He pasado desapercibido durante unos dias. He querido adueñarme de los males que hay en mi camino.
Llego el momento de levantar la espada. Debo escuchar a mi corazon. Debo ser una persona con ideas y proyectos. Me hago preguntas. Escucho como mi latir se hace mas intenso en cada minuto que escribo.
Recuerdo mi cara reflejaba en la pared del hospital. Las arcadas y el horrible olor a quemado. Escucho el grito de su madre a mis espaldas. Veo como el mundo se acelera por segundos. La gente se aparta al verme salir de ese servicios de urgencias.
La ira me invade. No le pude salvar. No ha sido culpa mia. He aprendido que mis hijos seran afortunados porque tendran un padre humano.
Aun siento mis dedos presionando. El sudor caerme de la frente. El olor a las gasas grasientas para quemados. Su piel amarilla llena de ampollas. La exigencia de una madre desesperada. El sonido del vaso humificador. El oxigeno llenando el balon resucitador. Las sirenas gritando en los rios de asfalto.
Despues un grito ahogado en llanto... mi grito. Arrodillado junto a un arbol. Sale el sol. Todo una noche para tener un resultado traumatico.
Me he dado cuenta que los heroes tambien son fragiles.
Ahora... decido mi destino, marco mis pautas, extiendo mi mano, vivo mas intenso... tengo un tigre dentro, tengo alma...
Si duermo... luego disfrutare del resto de mi vida.
No busco una lintera para iluminar mi camino... busco el camino.

3 comentarios:

goloviarte dijo...

te invito a participar en mi blog directorio aquiestatublog.blogspot.com
te conocerán mejor,pasate y deja tu blog en el libro de visitas,y perdona si consideras esta invitación spam

Flintstone dijo...

Chabi, tengo que dejar de leer estas cosas. Simplemente no puedo. Me turbo y me pongo malo. No sé qué decirte.

Susana dijo...

Ya ves, sigo leyéndote, y sigo descubriendo en ti una persona herida. ¿Me dejarás ayudarte en caso necesario? ¿Lo pedirás?

Un abrazote.