martes, enero 09, 2007

Las aguas cristalinas de la playa hacian pequeñas olas y rompian contra las rocas. Mi abuelo paseaba de un lado a otro buscando erizos de mar para pescar. Podia oler el agua salada. Recuerdo que mi abuelo se agacho para ver algo que habia entre las rocas y saco su pequeña navaja. Compañera en su bolsillo de muchos años.
Cerre los ojos y mire el horizonte. Pasaba un gran barco con velas y podia escuchar la gente como reia.
Mi abuelo me llamo y saco un pequeño pulpo de un agujero en las rocas. Nunca habia visto uno vivo y me daba pena que se lo llevara mi abuelo.
Mi abuelo me levanto en peso y me subio a uno de sus hombros para llevarme sobre las rocas. Llevaba el pulpo pegado en la mano y no me gustaba la sensacion pero la seguridad de mi abuelo siempre la tenia... seguridad
Acabo de venir del tatami... inseguridad.
No se que me pasa pero se me escapan las cosas de las manos. Tartamudeo mucho y me siento un globo de agua apunto de explotar.
Un inutil llevando un kimono es inadmisible.
Debo de espabilar, ignorar lo que molesta y revivir al viejo Chabi. Olvidarme de quienes son los demas y seguir mi camino.
Cerrar los ojos y escuchar esos veleros, sentir la brisa del mar... la seguridad de Opa... es lo que herede de el...

Uno es dueño de lo que calla y esclavo de lo que habla.

2 comentarios:

Arturo dijo...

Hola, como suelo hacer de vez en cuando , me paso por tu blog para leer tus notas y saber virtualmente mas de ti y de tus incansables hazañas.

Ten paciencia y se costante, el peor enemigo para el aikido es la prisa.

Mañana nos vamos de viaje a Madrid a un curso de aikido y voy a tener la suerte de poder compartir contigo y los de Madrid momentos para hablar y conocernos mejor como personas.

Nos vemos mañana.

Cuidate Chabi.

Chabi dijo...

Saludos Arturo
No he podido responderte antes y ya me perdonaras.
Gracias por mostrarme el Noru y su gente.
Ya hablaremos de volver un finde mas y espero estar mas al 100% porque con el curro ya te puedes imaginar.

Saludos y un gran abrazo
Tu amigo Chabi