domingo, mayo 03, 2009

Madre

Hola Mama
No he oido hoy tu voz. Lo has cambiado por tu buzon de voz del telefono. No he parado de pensar que pasara contigo. Que noticias me traen las aguas del Atlantico. Quiero pensar que sigues en esas 7 islas maravillosas que me vieron crecer.
Hecho de menos tus comidas. Tus risas por la noche. Como te refugias entre esas mantas para ver Memorias de Africa.
No quiero decir que te hecho de menos Marre. Si, Marre, como siempre te he llamado.
He empezado a soltar lagrimas desde que empece estas letras y quiero terminar de hacerlo cuando lo haga.
Quiero pensar que algun dia vas a leer esto y que te sientas orgullosa. He intentado no fallarte jamas. Nunca he podido comprender lo que sufriste en esos momentos. Se lo que es la soledad cuando todo se desmorona. No puedo pensar, cuando con lagrimas, me dijiste que te pusistes de rodillas pidiendo que todo acabara.
Te saque de ese pequeño coche, donde pensabas que tu vida acaba. Necesito tu abrazo aunque los llevo siempre conmigo. Soy lo que soy, gracias a ti y a Opa.
Soy fruto de tu amor y cariño. Soy tu Marre y quiero compartirlo con el mundo.
Nunca he podido decirte que te debo toda una vida. Sufriste 24 horas para tenerme.
Cuando reiamos, cuando lloramos, cuando quedaste esas noches pendiente a mi cuando me queme el cuerpo entero y me cuidaste. Me ponias esas sabanas empapadas de agua y murmurando que todo pasara.
Cuando me animas a volver y que siempre tendre comida y techo. Cuando me dices que soy valiente y siga luchando por mi. Cuando me preguntas si estoy con alguien para estar mas tranquila. Para decirme que siempre fui tu heroe, aunque en el camino me perdi.
No quiero hacerte mas daño. Quiero que sepas que no es este tu dia, son todos y que siempre estaras en mi. Yo soy tu, recuerdalo.
En mis venas corren lo que una vez compartiste conmigo. Estuve dentro de ti y cada vez que lo miro y estudio como seria un embarazo... Marre, tu si que eres la vida.
Te quiero tanto que tengo miedo de tener 50 años y que no me reconozcas. Que mis arrugas no te dejen verme como me recuerdas y que lo que jamas dejaria pasar es que no te acordaras de mi nombre.
Quiero tus papas con costillas y mojo verde, tus frangollos, tus abrazos de postre y el "chacho, tu si que eres bien grande."
Quiero tus bendiciones, tus palabras y tu sonrisa para levantarme cada dia.
No quiero sino eso, vivir sabiendo que soy hijo tuyo.
Tu dulzura convertida en mis sentimientos. Tus cariños convertidos en fuerza. Tus mimos y como respetar a los demas en una religion desconocida.

Te quiero mucho Marre...

4 comentarios:

Xordiga dijo...

Lea esto o no, tu madre bien puede estar orgullosa de su hijo.

Por todo, no solo por la profesión, por lo que pudo hacer en su día o por lo que quiera que sea, sino tambien por lo luchador que es y lo grande que hace sentir a la gente que quiere.

Ese y así eres tú, Chabi. Un héroe de la vida que levanta la cabez y va saltando las piedras del camino, esforzándose en seguir sonriendo.

Gracias a ti tambien y a tu madre, por aguantar esas 24 horas! Ojalá lea lo que le has escrito!!

Un beso, isleño!

Mary dijo...

Mi tatico!! mucho animo y fuerza, y que de todo se aprende y se sale... si necesitas de algo... ya sabes donde encontrarme!!
Un besazo enorme y con mucho cariño!!!!

Flintstone dijo...

Que no puedo leer estas cosas, Chabi, joder...

Un abrazo.

Susana dijo...

Jope.... Fijo que tu madre se alegraría si leyese esto. A buen seguro ya está muy orgullosa de su hijo, pero esto. Ufff....

Un abrazote.