jueves, enero 01, 2009

Feliz año nuevo

Quería empezar con un vídeo musical este año. Se que no es de mi devoción el Sr. Dylan pero esta letra, quien me conoce, entenderá el sentimiento que tengo ahora mismo. La letra, traducida, mas abajo.


¿Cuántos caminos debe recorrer un hombre antes de que le consideréis un hombre?
Sí, ¿cuántos mares debe surcar una paloma blanca antes de que ella duerma sobre la arena?
Sí, ¿cuántas veces deben las balas del cañón volar antes de que sean prohibidas para siempre?
La respuesta, amigo mío, está flotando en el viento, la respuesta está flotando en el viento.
¿Cuántas veces debe un hombre alzar la vista antes de que pueda ver el cielo?
Si, ¿cuántas orejas debe tener un hombre antes de que pueda oír gritar a la gente?
Sí, ¿cuántas muertes serán necesarias hasta que él comprenda que ya ha muerto demasiada gente?
La respuesta, amigo mío, está flotando en el viento, la respuesta está flotando en el viento.
¿Cuántos años puede una montaña existir antes de que sea arrastrada al mar?
Si, ¿y cuántos años pueden algunas personas existir antes de que se les permita ser libres?
Sí, ¿y cuantas veces puede un hombre volver su cabeza, fingiendo simplemente que no ve?
La respuesta, amigo mío, está flotando en el viento, la respuesta está flotando en el viento.

4 comentarios:

brujita dijo...

bien, pero no se a que te refieres

abstracto dijo...

te doy la razón la respuesta flota en el viento
Abs

abstracto dijo...

mal rolo esto de confirmacion

Marcos dijo...

Una canción y una letra que han hecho historia en el mundo de la música. Es para quitarse el sombrero ante Bob Dylan y, aunque tampoco es de mi devoción, comprendo perfectamente que fuera inspiración de grandes artistas como Mark Knopfler o Bruce Springsteen. Introducíéndome en la historia no contada de los artistas norteamericanos recordaré el ochenta cumpleaños de Sinatra. Para aquél cumpleaños Frank invitó a su casa a Bruce Springsteen y a Bob Dylan. Se sentaron alrededor del piano que tocaba Bruce y comenzaron a cantar canciones de Sinatra, Springsteen y Dylan. Una fiesta privada para asistir, ¿verdad?. Bueno, no se si la respuesta flotará en el viento o no pero está claro que seguiremos buscándola